8.11.11

Besos bajo aquel sauce (llorón)


Abrió el cajón segundo de la mesilla de noche. El baúl de los recuerdos, de sus recuerdos. Tantos besos bajo la sombra del aquel sauce (ahora sauce llorón a causa de la amargura de las lágrimas que una chiquilla derramó a sus pies cuando él se fue), tantas inscripciones grabadas en su piel, tantas promesas que nunca serían cumplidas.
Lo fuiste todo y todo acabó en nada.
Ella revisaba una y otra vez las cartas que él, con tanto amor, le había escrito. Le parecía imposible que eso que un día fue tan grande, se hubiera reducido a la inexistencia.
La llama de un mechero fue destruyendo las letras, contenido y mensajes de amor que contenían. Ya no quedaban muestras, ya no había pruebas de lo que un día había existido, pero era imposible borrar los recuerdos del corazón de la pequeña Charlotte.

6 comentarios:

  1. Qué suerte, al menos a ella le escriben cartas...
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. Cuando las cosas se acaban... es una mierda, pero se termina saliendo del bache.
    Ánimo para Charlotte.
    Besitos para ti <3

    ResponderEliminar
  3. precioso texto linda! yo hice algo parecido una vez!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta lo de "lo fuiste todo y todo acabó en nada". Bonito pero triste texto:S
    Unbesote!

    ResponderEliminar
  5. "Le parecía imposible que eso que un día fue tan grande, se hubiera reducido a la inexistencia."
    Que bonito y que tristemente cierto que es (y lo cuesta asumirlo...)

    Un beso :)

    ResponderEliminar